13 diciembre, 2006

La red Kipus Chile


La Red Kipus Chile es la organización que alberga las Instituciones y profesionales dedicadas a la formación docente a nivel nacional. La organización de esta red responde al interés de tener una coordinación interna entre las instituciones y profesionales de Chile.

12 diciembre, 2006

Características de la Red

  • Es una red abierta, es decir, a ella pueden ingresar personas o instituciones de diversa naturaleza, cuyo fin sea la formación, el desarrollo profesional y humano de los docentes.
  • Es una red académica.
  • Desde su trabajo interno se preocupa de generar conocimiento en materias de formación y desarrollo profesional.
  • Es un espacio de articulación entre profesionales e instituciones.
  • Procura articulación con otras redes.
  • Es un medio para conocer, compartir, estudiar y discutir experiencias académicas.

  • 27 marzo, 2006

    Objetivos de la Red

    1. Erigirse como en un organismo que hace aporte académico al medio educativo.
    2. Favorecer el abordaje de temáticas relativas a la formación docente desde una perspectiva colaborativa entre personas e instituciones nacionales miembros de la red.
    3. identificar los nudos críticos de la formación docente.
    4. Estructurar una organización formal y virtual de la Red Kipus Chile
    5. Velar por el desarrollo y Fortalecimiento de la red.
    6. Establecer acciones de cooperación con la OREALC/UNESCO Santiago.

    Actividades de la Red en Chile

    1. Reuniones de trabajo, nacionales, en diversas regiones del país, o con países vecinos, en fechas y lugares acordadas dentro de la Agenda de Trabajo anual de la Red.



    2.
    Un soporte virtual que permita la comunicación expedita entre los miembros de la Red.

    3. Una sistematización de las investigaciones relacionadas con la formación inicial y continua de profesores en Chile.

    4. Una propuesta con líneas de investigación sobre Formación Docente posibles de ser realizadas por estudiantes de Maestrías y Doctorados de las universidades chilenas.

    5. Acciones de apoyo a proyectos de trabajo planificados por la OREALC/UNESCO.

    6. Actividades académicas sobre formación docente de carácter nacional e internacional con la participación de sus integrantes e invitados de otras instituciones.

    7. Acciones que generen espacios para facilitar la difusión de los resultados del trabajo, a través de la publicación de una memoria de la Red Kipus Chile.

    8. Acciones que permitan difundir experiencias innovadoras desarrolladas en instituciones de educación superior sobre Formación Docente

    23 marzo, 2006

    Coordinación

    Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, UMCE.En esa oportunidad se encargó a un grupo de académicos que diera los primeros pasos para la constitución de esta red. De esta manera, los asistentes a esta reunión, en la que también participaron profesionales de UNESCO, se acordó solicitar a profesionales de la Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación y la Universidad Católica Silva Henríquez,materializar este desafío. Los académicos nombrados son:José Martínez Armesto (UMCE), Jaime Espinosa Araya (UMCE),Luis Reyes Ochoa (UCSH) y Jaime Brito Farías (UCSH), quien coordinará la Red Kipus Chile.

    10 enero, 2006

    En debate

    ¡Bienvenidos! esperamos su participación en este diálogo sobre los grandes temas de la educación chilena y latinoamericana
    Calidad de la educación y formación de profesores
    Sergio Torres Pinto
    Rector de la Universidad Católica Silva Henríquez (UCSH
    )




    A
    propósito de los últimos resultados de la prueba SIMCE se ha despertado nuevamente una fuerte polémica por la calidad de la educación que reciben nuestros escolares. A decir verdad, la abismante brecha en los resultados de colegios públicos y privados es alarmante y, por otra parte, los resultados en mediciones internacionales evidencian que del conjunto del sistema obtiene un desempeño insatisfactorio.

    Las voces más críticas califican como un fracaso la política educativa seguida los últimos 15 años, la cual es definida por sus impulsores no siempre con suficiente autocrítica.

    Es indudable que en materia de educación existen logros dignos de destacar: ampliación de la cobertura; incremento de la infraestructura y elementos de apoyo; cambios significativos a nivel curricular; mejora de renta de los profesores, por mencionar algunos aspectos. Al mismo tiempo es sano reconocer que existen déficit serios a subsanar y que por otra parte del Ministerio de Educación la coordinación del conjunto del sistema del sistema escolar es débil, sus acciones muchas veces aparecen dispersas y con escasa continuidad y evaluación de impactos.

    Una Constatación evaluativa es fundamental, que es necesario relevar dice relación con la formación de profesores. Tanto las instituciones de educación superior, como quiénes orientan y administran las políticas públicas, debemos asumir este desafío, sin el cual no es posible ponerse metas ambiciosas respecto a la calidad de la educación.

    En Materia de formación inicial y continua de profesores tenemos un serio rezago como país. Dada su importancia, es necesaria una acción conjunta, entre los responsables de impulsar las políticas públicas y los centros de enseñanza superior dedicados a la formación de profesores.

    Entre otras iniciativas, es de suma urgencia el cierre de programas de formación de profesores de dudosa calidad (programas de pre-grado virtuales y otros con bajas exigencias), ante los cuales la propia autoridad ha sido muy complaciente; impulsar la acreditación obligatoria de las carreras de pedagogía; Evaluar la pertinencia de un examen de egreso de las escuelas de pedagogía como requisito para ejercer en el sistema subvencionado; establecer mecanismos de acompañamiento a los recién egresados en su inducción al sistema escolar.

    Por su parte, los Centros de Formación deben actualizar sustantivamente sus planes de formación, consensuar estándares de egreso y conectarse profundamente con el sistema, por mencionar algunos aspectos insoslayables en el desafío presente.

    Es hora, por tanto, de un esfuerzo mancomunado entre quienes orientan las políticas públicas y las Casas de Estudios para centrar la atención en la formación inicial de los profesores como condición indispensable para un sistema educativo de mayor calidad.